Si en un anterior articulo hablamos de los anillos para el pene, en esta ocasión lo haremos sobre otro juguete que tiene bastante demanda entre los clientes de falohouse, las fundas para el pene.

El objetivo principal, al igual que la mayoría de los juguetes sexuales son aumentar el placer. Suelen ser de coma o látex y suelen utilizarse como si fuera un condón. Introduciendo el pene en el.

Se utilizan con el fin de aumentar el tamaño del pene, alargándolo y engordándolo. Evidentemente el pene no va a crecer con las fundas para eso se deben utilizar los alargadores de pene o las bombas de presión. Lo que si conseguiremos es que la sensación durante la penetración sea la de un pene mayor.

Muchos modelos no solo tienen la funcionalidad de dar la sensación de un pene mayor sino que pueden ser estriados, por fuera o por dentro con lo que las sensaciones que dan son mucho más placenteras. Ciertos modelos simplemente son rejillas que cambian la textura del pene a la vez que lo constriñen el pene introducido en su interior.

Algunas fundas para pene vienen con sujeciones a modo de arnes, otros tienen una especie de anillo para rodear los testículos mientras que los mas sencillos no tienen sujeción alguna. Ciertos modelos tienen un vibraor en su interior lo que producirá un placer más intenso e incluso otros llevan plugs anales

Para su uso debe introducirse el pene erecto por el hueco y posteriormente colocar las sugeciones en el caso de tenerlas. Es recomendable el uso de lubricantes tanto por el interior como en el exterior que harán más facil la introducción y su posterior uso durante la penetración.

Al igual que en los anillos, no todo el mundo se adapta a ellos y en ocasiones podrían resultar molestos. Solo provándolos podremos saberlo. Tal vez requiramos probarlos en distintas ocasiones hasta que encontremos el punto en el que nos resulte cómodo.

Si bien los alargadores de pene constriñen el pene introducido dentro no llegan a dificultar la circulación sanguínea como lo podrían hacer los anillos hay que tener especial cuidado con aquellos que tengan anillos de sujeción para los testículos ya no solo por los peligros de la falta de riego sino por los posibles tirones que se puedan ocasionar. Por ello es muy recomendable el uso de lubricante y el no utilizarlos durante periodos prolongados de tiempo ni dormir con ellos puestos ya que podría ocasionar lesiones por constricción. También hay que tener especial cuidado durante la penetración ya que ciertos grosores utilizados de forma brusca o no, podrían ocasionar fisuras dolorosas. A pesar de estas advertencias, su uso es mucho más seguro que el de los anillos.

Hay que recordar que las fundas para pene no son condones y que por lo tanto no ofrecen la misma seguridad no solo por aquellos que están abiertos en su punta sino también aquellos que cubren completamente el pene. Se pueden utilizar conjuntamente sin problemas siempre colocando en primer lugar el condón antes de enfundarse.

Una vez terminado su uso y antes de guardarse deben limpiarse bien tanto por dentro como por fuera con un jabón suave y seguir las instrucciones del fabricante para su correcta conservación.

Si ya los habéis utilizado, Contadnos vuestras experiencias con los alargadores seguro que todos aprendemos y disfrutamos compartiéndolo.