Escribo para despedirme de esa grandísima persona como era ella, La Veneno.

Ayer, España se conmocionaba al conocer la noticia. Fue algo que nadie esperaba aunque se sabía que, en diferentes ocasiones intento quitarse la vida. Nos dice adiós un icono en el mundo trans.  Cristina Ortiz Rodríguez, más conocida como “La Veneno” fallecía a los 52 años de edad.

Todavía recuerdo como si fuese ayer cuando la veíamos por las noches en el programa de Pepe Navarro “Esta noche cruzamos el Mississippi”.

Ese tremendo personaje lleno de fuerza y alegría que en su vida personal era exactamente igual que en los platos.

Aunque su infancia fué difícil por el rechazo y los desprecios, esto no la frenó para seguir adelante con su vida y llegar a ser quien fue.

Fue su pareja la que la encontró en el sofá de su casa, tras lo cual dio aviso a los servicios médicos de urgencias ingresando en la UCI el pasado fin de semana con un pronóstico muy grave que hacía temer lo peor.  Tras varios días de lucha por su vida, Cristina fallecía en el Hospital de La Paz de Madrid.

Tras darse a conocer la noticia, amigos como Pepe Navarro, Alaska, Mario Vaquerizo o Topacio entre otros, unidos a miles de seguidores daban su último adiós a través de las redes sociales a esa gran musa del mundo trans como era “La Veneno”

Tras el fallecimiento, su cuerpo era traslado al Anatómico Forense para esclarecer el motivo de su muerte, ya que las pruebas realizadas en el hospital le encontraron ingesta  de alcohol, medicamentos y un fuerte golpe que le produjo un traumatismo craneal.

En un primer momento, familiares apuntaban a un ajuste de cuentas por parte de gente de poder con los que, “La Veneno”, tuvo relación. Sin embargo, la policía también apuntaba a la posibilidad de que se tratara de un  accidente doméstico.

Finalmente, la autopsia ha confirmado que la muerte de esta gran vedette fue causada por un fuerte golpe, debido a una caída fortuita, el cual le provocó un  traumatismo craneal, sufriendo una grave conmoción que obligó a los médicos a inducirle un coma, del cual ya no despertó, dejando así una vida llena de subidas y bajadas y de buenos y malos momentos.

Su última voluntad la tenía muy clara, dado que en varias ocasiones ya estuvo cerca de la muerte, y fué:

“Que esparzan mis cenizas por el parque donde fui una puta feliz.”

Aunque al parecer, la familia de Cristina no está de acuerdo.

D.E.P: Cristina Ortiz Rodriguez, “La Veneno”

10 de noviembre de 2016

www.falohouse.com